Not seeing a Scroll to Top Button ? Go to our FAQ page for more info.
Blogging tips

31.3.14

19 despedidas de soltera diferentes

Normalmente, en las despedidas de soltera se suelen llevar a cabo planes y actividades que gustan a la mayoría del grupo y satisfacen las preferencias personales de la homenajeada. 

¡No vamos a pecar y llevar a la reina de la manta-y-peli a Las Vegas!

Es difícil ponerse de acuerdo y fácil caer en la tentación de un plan convencional y sencillo que nos evite más de un dolor de cabeza a la hora de organizarse, pero... ¿qué tiene eso de especial? 


Existen muchísimas opciones de las que te enamorarás:




Acampada chic: una escapada de fin de semana a algún lugar remoto entre las montañas. Una cabaña de ensueño, un chalet entre los pinos. Actividades de chicas, rutas de senderismo, caballos quizás... 
No estar en el medio de la acrópolis no significa que no podáis disfrutar como reinas.
Si la novia es una amante extrema de la naturaleza, organizad un plan más adecuado e incluid las botas de montaña en el macuto.

1
Tour y cata de vinos: Dionisio es el dios del vino y, como buen dios, es prácticamente omnipresente. Aunque la Wikipedia restringe las zonas de producción de vino a las latitudes más cálidas, son muchas las regiones que disponen de este brebaje. Si no sois afortunadas de vivir bajo un clima mediterráneo, pueden elegirse otros licores como alternativa.

2
Feria medieval: 
Excelente propuesta si la novia es de esas chicas que tiene más personajes en el WOW que esmaltes de uñas. No lo descartéis a la ligera, ¡al menos allí habrá caballeros!
3
Cine al aire libre: 
Para deleitar a las más cinéfilas. ¿Qué tal algo así?


4
Tarde de spa: 
Para eliminar todo ese estrés que precede a la boda. Tratamientos faciales, masajes con aceites aromáticos, chocolaterapia...  y después una merienda gourmet. ¿Quién se apunta?

5
Taller de creación de perfumes: 
¡Qué sensación cuando alguien pasa dejando su rastro de perfume! No hay nada más especial que una fragancia exclusiva hecha a medida.

6
Aventura: 
La despedida de soltera puede interpretarse como una oportunidad para probar algo nuevo, algo excitante. ¿Puenting, parapente, kite surf? ¿Os atrevéis?


7
Clases de baile: os habéis pasado la adolescencia repartidas en 2 metros cuadrados de la tarima de baile de la discoteca del pueblo. Esto esta muy bien pero, ¿por qué no someterse a la disciplina de un experto? Podríais aprovechar para realizar alguna coreografía el día de la boda...

8
Escapada científica: 
Apto exclusivamente para aquellas que se consideran unas verdaderas frikis. Rutas guiadas sobre astronomía, arqueología, botánica, arquitectura o un taller de joyería de piedras preciosas... ¡Aprender divierte!


9
Paseo en velero y snorkeling:  
No importa si te mareas, para algo han inventado la Biodramina. La brisa marina, las olas, el sol e inmersión submarina para descubrir la maravillosa vida de las profundidades. Deja tu mente en blanco, relájate y disfruta. Este es uno de mis preferidos, ¿a quién no le agrada el mar?

10
Taller de cocktails: 
Los gin tonics se han puesto de moda, es así. Hasta en el súper de la esquina venden hierbas aromáticas para aderezarlos. ¿Por qué no aprender a prepararlos de la mano de un especialista? Es una oportunidad magnífica para convertirte en la bar-wo-man de tu casa. 
¿Eres más de ron? Apúntate a los mojitos.

11
Taller de maquillaje profesional: 
Aprended a sacar de vosotras mismas el máximo partido con maquilladores profesionales. ¡Os sentiréis como estrellas de cine! ¡Hasta luego, Angelina!

12
Curso de seducción express: 
¿Por qué no incluir un plan como este en una despedida? Para solteras, casadas, con novios, novias, con varios... Si la lección no consigue sus objetivos, al menos la diversión estará asegurada.

13
Cocinillas: 
Desde la repostería de moda de los cupcakes, brownies, macarons, hasta los platos más elaborados. Cocinar (y comer) ensancha el alma, está comprobado.

14
Taller de modelaje: 
Salir bien en las fotografías tiene sus trucos,aunque la genética de cada uno influya bastante. Elegid una época histórica, una cuidad, una historia. El maquillaje, la peluquería y el objetivo hará el resto.

15
Vámonos de festivales: 
Su rollo es el indie, siempre con los auriculares, el iPod en el bolso al 10% de batería, películas raras que solo ella comprende... Shorts vaqueros, camisetas de algodón, sol, buena música y todo el entretenimiento que deseéis.


16
Crafty party: 
Tejer una bufanda para el invierto, diseñar un álbum scrapbook, aprender a pintar con chalkpaint, hacer coronas de flores, reutilizar pallets... un sin fin de oportunidades para pasar una tarde magnífica estimulando vuestra creatividad.

17
Pole dancing: 
Un primer acercamiento con esta disciplina servirá para crear una necesidad. No solo aporta beneficios físicos como el aumento de la fuerza o la reducción de peso sino que también mejora la confianza en uno mismo, ayuda a la superación de los miedos y realza la femineidad y la sensualidad. ¿Qué más se puede pedir?

18
De vuelta a la adolescencia: 
Bocadillos de crema de cacao, chips, Cocacola y Fanta en el mismo vaso, gominolas a kilos, pajitas de colores entre películas románticas y de miedo, montañas rusas, algodón de azúcar... Amigas y días perfectos. Aquellos maravillosos años...

19


Personalmente, creo que me decantaría por un plan poco habitual en mi rutina diaria, un plan novedoso que me brindase la oportunidad de experimentar alternativas, abrir nuevos horizontes, descubrir nuevas pasiones... Para lo demás ya están el resto de los días, ¿no?


Y vosotras, ¿con qué plan os sentís más identificadas?