Not seeing a Scroll to Top Button ? Go to our FAQ page for more info.
Blogging tips

18.6.15

DIY: kit de supervivencia para despedidas de soltera (o bodas)

Hace aproximadamente un año, me encontraba sentada en frente de una montaña de percebes esperando a ser devorados. Lo normal en una boda cuya novia es adicta a estos cirrípedos, el fallo es que yo soy alérgica al marisco y si no lo soy, lo parezco porque cada vez que se me antoja probar aunque solo sea un mísero langostino, se me ponen los labios como los de Carmen de Marena y el picor inunda toda mi faringe como si me hubiese zampado un kilo de chilis mexicanos. ¿Algún médico en la sala? Yo no sé si habría ninguno, lo que sí que había era percebes, kilos y kilos de percebes y también había kits de supervivencia que, aunque no me hubiese salvado del shock anafiláctico, me hubiese ahorrado un dolor de cabeza o la oportuna rozadura del zapato nuevo.

El kit de supervivencia para bodas de Guillermo y Estefanía, incluía todas esas pequeñas cosas que haría que todo estuviese bajo control, según delataba la parte trasera de la etiqueta. En esta bolsita hecha por la novia se incluía:
  • 1 pastilla de paracetamol
  • 1 set de toallitas refrescantes
  • 1 caramelo
  • pañuelos de papel
  • 1 tirita
  • 1 chicle


Un kit muy apañado en el que puede incluir cualquier cosa que se os ocurra. Hombre, entre tanto percebe hubiese estado bien contar con toallitas quita manchas. Echando un ojo a los kits que aparecen por la red he visto que muchos también incluyen: hilo y aguja, gotas de suero para los ojos (nada mal para las personas más lloronas), bálsamo labial, horquillas, imperdibles, sal de frutas (brillante idea), etc. Y si no os queréis romper la cabeza, un par de cestas variadas en el aseo lo arregla todo.

Si en una boda un kit de supervivencia es vital, en una despedida de solera es IMPRESCINDIBLE. 

Yo me he propuesto uno basándome en los famosos y preciosos conos de mariposas que han dado la vuelta al mundo virtual (aquí). Para ello, necesitaréis papeles cuadrados de colores (estos son un pack folios de 180 g. de Tiger), una pistola de silicona o similar, cinta de doble cara para mantener la forma del cono y unas mariposas o cualquier objeto para decorar. 


Para construir el cono solo tenéis que doblar el folio por una de sus esquinar y darle forma. Con ayuda de la cinta de doble cara y la silicona se va sellando hasta conseguir algo parecido al cucurucho de un helado. A continuación, se introduce todo aquello que compondrá el kit de supervivencia. Algunas ideas pueden ser:
  • imperdibles
  • hilo y aguja
  • caramelos
  • chicles
  • gominolas
  • pañuelos de papel
  • condones
  • paracetamol, ibuprofeno...
  • tiritas
  • lima de uñas
  • bálsamo labial
  • agua
  • botella de licor
  • pajitas
  • antiácido
  • horquillas, gomas del pelo...
  • confeti, serpentinas...
  • ...


Se pueden rellenar como prefiráis, en base a lo imprescindible o por temáticas (antirresaca, para una fiesta loca...). Una vez incluido todo aquello que se desea, se cierra el cono con cinta de doble cara y se sujeta la mariposa, en este caso, con una gota de silicona caliente. 



Para poder cerrarlos, he tenido que aplastarlos un poquito dado que el papel quizás era un poquito grande (14.5x14.5 cm). Un papel de menor gramaje y medidas en torno a los 12 cm de longitud, permitirá alcanzar el objetivo con éxito.

También se puede utilizar el propio alambre que incluyen las mariposas (también de Tiger) para cerrar los conos como si fuera una especie de botón, no obstante, yo he preferido pegarlas.


Es una idea, como se dice ahora, muy "cuqui" y resultona que no lleva nada de tiempo. Si te casas y quieres tener un detalle con tus amigas, no lo dudes ni un segundo y recuerda que siempre puedes personalizar y customizar los cucuruchos a tu gusto.


¿Qué te ha parecido la idea?